Hoy día, parece que ya se empieza a reconocer la importancia de la preparación física en el pádel. Está más que demostrado que un trabajo específico de preparación física aplicada al pádel mejora considerablemente nuestro nivel de juego.

Además de mejorar nuestra condición física, un programa específico va a permitir mejorar también la salud del jugador de pádel. Debido a las características de nuestro deporte hace que sea necesaria hacer hincapié en la prevención de lesiones musculares y articulares.



Y es que, aunque no lo parezca, el pádel es un deporte con cierto peligro. Pese a no haber contacto físico entre los jugadores, sí que hay algunas acciones que se llevan a cabo durante un partido que pueden llegar a lesionar alguna parte del cuerpo. Hay que tener en cuenta que estamos continuamente girando, saltando, desplazándonos, realizando pequeñas aceleraciones explosivas y golpeando repetidamente la pelota. Todas esas acciones, de manera continuada, ponen en peligro nuestro cuerpo, siendo las rodillas unas de las articulaciones más castigadas.



Una buena forma de trabajar para evitar lesiones es mediante el tirante musculador o cinturón ruso. Pese a ser muy utilizado en el mundo de la preparación física durante mucho tiempo, fue más conocido al verse a los jugadores del F.C. Barcelona trabajar con este elemento para recuperar y prevenir la plaga de lesiones que tuvo durante una temporada.
El tirante muscular es un material que nos va a permitir trabajar con nuestro propio peso, sin tener que recurrir a manejar carga pesada que pueda provocar lesiones. A pesar de no cargar con peso es un ejercicio bastante intenso ya que se centra, principalmente, en la fase excéntrica del movimiento. El entrenamiento excéntrico es el más apropiado para la prevención de lesiones y para la recuperación de las mismas. El entrenamiento con el tirante musculador es un método de reforzamiento muscular que no daña las articulaciones.




LOS EJERCICIOS

Con el cinturón ruso podemos trabajar diferentes ejercicios, pero los más comunes son la sentadilla frontal y el peso muerto. Para la realización de la sentadilla frontal tenemos que colocar el tirante en un sitio fijo y estable y colocar las piernas dentro de las dos almohadillas del cinturón. En el caso de la sentadilla las almohadillas deben colocarse por debajo del hueco poplíteo, ya que éste tiene muchas terminaciones nerviosas que podemos dañar.
Una vez colocadas las piernas, y con el cinturón tirante, realizamos una sentadilla frontal, con la consiguiente flexión de rodilla. Es importante que la espalda esté en todo momento recta. Durante el descenso estamos trabajando intensamente la fase excéntrica del movimiento y, durante la subida, la fase concéntrica del mismo. Con este ejercicio estamos trabajando la musculatura anterior de la pierna.
En el caso del peso muerto el trabajo se centra en la musculatura posterior de la pierna y en la zona baja de la espalda. Este ejercicio viene muy bien para la prevención de lesiones musculares de isquiosurales y para la lumbociática.
Para este ejercicio nos tenemos que colocar como si fuésemos a realizar un ejercicio de peso muerto. El tirante esta vez lo colocamos por la parte delantera de la pierna, con las almohadillas por debajo o por encima de la rodilla dependiendo de la musculatura sobre la que queramos incidir.
Una vez colocados tenemos que inclinarnos un poco hacia delante y realizar flexiones de tronco controlando el movimiento. Es un ejercicio bastante intenso que puede ocasionarnos algunas agujetas los días siguientes por su carácter excéntrico.



Para aumentar la intensidad de los ejercicios podemos colocar una pequeña plataforma en el suelo con algo de pendiente para que nos cueste más la realización de los mismos, no obstante, realizándolos sobre un suelo plano es suficiente para que involucrar toda la musculatura deseada.
Esos son los dos ejercicios básicos que se suelen hacer con el tirante musculador. Hay muchas variantes y posibilidades a trabajar. En el siguiente vídeo podemos ver una gran variedad de ejercicios, así como una buena explicación de cómo se debe utilizar este material.